sábado, 11 de febrero de 2017

SOBRE EL PROBLEMA DE LA ASAMBLEA PERMANENTE DE LOS DERECHOS HUMANOS EN BOLIVIA

11-02-17
No. No. 420
SOBRE EL PROBLEMA DE LA ASAMBLEA PERMANENTE DE LOS DERECHOS HUMANOS EN BOLIVIA
De una vez por todas debemos dar nuestra opinión revolucionaria sobre un tema antiguo y que es utilizado en forma completamente irregular desde hace mucho tiempo atrás.
En primer lugar, los Derechos Humanos y su organización no pueden estar manejada y subordinada a ninguna ONG, ni a personalidades individuales.
La Asamblea debe estar constituida por representantes de las organizaciones populares, sindicales, profesionales, universitarias, etc, etc. Solamente así puede dejar de ser instrumento de intereses particulares y a veces partidarios como el caso de la anterior “presidenta” Yolanda Herrera que era una militante activa del Movimiento Sin Miedo ya desaparecido. Tampoco puede estar dirigida por una señora de edad avanzada que fue militante del “partido comunista” del traidor Oscar Zamora.
Ahora se trata de reorganizar desde la base dicha Asamblea para que sean esas organizaciones populares las que designen sus representantes.
No queremos decir que algunos y muchos activistas no tengan el derecho de colaboren directamente en las actividades de la Asamblea, pero de ninguna manera dirigiendo y controlando la misma. Solamente entonces tendremos una verdadera organización vinculada a la defensa de los ciudadanos en general cuando son agredidos ya sea por el Estado o por los partidos políticos reaccionarios que siempre han intentado controlar dicha organización.
Por otro lado, no se trata de “tomar” a la fuerza el local de la avenida 6 de agosto, lo que se debe hacer es convocar a las organizaciones mencionadas a fin de que nombren a sus representantes y con ellos constituir una directiva nacional y filiales departamentales legítimas.
Por ahora resultan ser presidentes locales y nacionales dos activistas que deben subordinarse a las representaciones que estamos nombrando.


PCmlm.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada