domingo, 23 de noviembre de 2014

EEUU SE QUITA DEFINITIVAMENTE LA CARETA Y EUROPA CONFIRMA SU SERVILISMO HACIA LOS YANKIS Y AVALA LA REHABILITACIÓN DEL NAZI-FASCISMO.

EE UU SE QUITA DEFINITIVAMENTE LA CARETA Y EUROPA CONFIRMA SU SERVILISMO HACIA LOS YANKIS Y AVALA LA REHABILITACIÓN DEL 

NAZI-FASCISMO

 


Vergonzoso. 

Tres países han votado NO a la resolución contra la glorificación del nazismo adoptada por la III Comisión de la Asamblea General de la ONU: se trata de USA, Canadá y obviamente, Ucrania.

115 países han votado a favor y 55 se han abstenido, entre los cuales los países de la UE.

A través de esta resolución, promovida originariamente por la Federación Rusa, la ONU “expresa preocupación por la difusión en todo el mundo de diversos partidos políticos, movimientos y grupos extremistas, entre los cuales neonazis, así como movimientos extremistas e ideologías racistas” y exhorta a los países a tomar medidas adecuadas para combatir estos fenómenos en la esfera de la salvaguarda de los derechos humanos.

El texto alerta también de la glorificación del movimiento nazi y de los ex-miembros de la organización Waffen SS condenando la construcción de monumentos y memoriales en su honor (http://en.itar-tass.com/russia/761115).

No es de extrañar el voto contrario de la Ucrania golpista, mientras los EEUU abandonan su máscara de hipocresía.

Gravísima la abstención de los países de la UE en los cuales se consumó la tragedia nazi-fascista: una abstención que por un lado está en conexión con la política servil hacia Washington y que de otro avala la operación de la Junta de Kiev y la rehabilitación del nazi-fascismo y colaboracionismo en varios países europeos, como los bálticos.
 
Fuente:  INTERNACIONALISTAS 36 

jueves, 20 de noviembre de 2014

ALGO HUELE MAL EN DINAMARCA


21-11-14
N. No. 316

ALGO HUELE MAL EN DINAMARCA

William Shakespeare.

Hemos tenido la oportunidad de conocer el proceso penal por PECULADO E INCUMPLIMIENTO DE DEBERES, seguido por el Ministerio Público y la UPEA contra Javier Sebastián Tito Espinoza, caratulado como UPEA contra Tito Espinoza y que actualmente se encuentra radicado en el Tribunal Quinto de Sentencia de El Alto, e iniciado en 2005 por parte de Mario Virreira y luego por Rafael Gutiérrez.

Lo importante del hallazgo, es que al margen de que se pueda comprobar o no, el cúmulo de delitos cometidos por el Señor Tito Espinoza en detrimento de los recursos de la UPEA y del Estado, se ha podido establecer sin sombra de la menor duda, que fue precisamente este señor, POR CONFESION PROPIA, el que manejó, manipuló y dispuso como cosa propia todas las cuentas fiscales de UPEA desde el día mismo de su posesión como Rector en 2001, hasta la consecución de Autonomía para UPEA en noviembre de 2003 por medio de la Ley 2556.

Los documentos adjuntados como prueba de descargo por parte de Tito, prueban del modo más concluyente el manejo que tuvo de esas cuentas fiscales de la UPEA y que tiene el siguiente detalle:

  1. Copias Legalizadas y originales de las planillas de salarios de enero a agosto del 2003 para el personal docente.
  2. Copias Legalizadas y originales de las planillas salariales de enero a agosto de 2003 del personal administrativo.
  3. Copias Legalizadas y originales de papeletas de pago cobradas por el personal docente y administrativo.
  4. Original de la Resolución del CDI aprobando el POA 2003 reformulado.
  5. Copias Legalizadas y originales de las operaciones de compras para la UPEA en la gestión 2003.
  6. Copias Legalizadas y originales de los contratos de alquiler de edificios para el funcionamiento de la UPEA en Villa Dolores.
  7. Originales de cartas con sellos de recepción dirigidas a la Contraloría General de la República, Ministerio de Hacienda, Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB) y comisión correspondiente de la H. Cámara de Diputados.
  8. Copia Legalizada de los cheques emitidos por la UPEA en la gestión 2003
  9. Original de la nota de remisión y copia legalizada de los Estados Financieros de la UPEA del 01-01-03 al 11-01.03 al Ministerio de Hacienda.
  10. Informe a la Contraloría General de la República sobre mi situación legal en relación con la UPEA.
  11. Certificado de la Contraloría General de la República sobre la situación de los Estados Financieros de la UPEA.
  12. Memorial dirigido a la Contraloría General de la República solicitando autorización para la entrega de los descargos en original de los Estados Financieros entregados con anterioridad.

En consideración de toda esta documentación original o legalizada de la cual tiene pleno conocimiento Contraloría General del Estado: ¿alguien puede dudar en cuanto al manejo de las cuentas fiscales de la UPEA por parte del señor Javier Sebastián Tito Espinoza, durante la gestión de 2003 y que se atribuye dolosamente al Dr. Echazú?

Tito Espinoza, se refiere exclusivamente a la gestión 2003, porque la querella criminal del M.P. y la UPEA se refiere equívocamente sólo a esa gestión y esa es una de las razones jurídicas que determinaron la nulidad de la Sentencia del Tribunal de Sentencia Segundo que incluyó ultra petita la gestión 2001.

Ahora bien. Si la Contraloría General de la República primero y luego la Contraloría General del Estado Plurinacional, tenía y tiene toda la documentación de UPEA de 2001, 2002 y 2003, ¿cual es la razón de su acoso al Dr. Echazú Rector “simbólico” que ejerció una rectorado autonomista sin recurso alguno del Tesoro General?

ALGO HUELE MAL EN DINA….., perdón, ALGO HUELE MAL EN CONTRALO….

Dr. Jorge Echazú Alvarado.
Primer Rector Autonomista de la UPEA.
Desconocido por el Gobierno Neoliberal de Sánchez Lozada.
Víctima de una de las infamias más cínicas del presente.

martes, 18 de noviembre de 2014

TELESUR Y EL ANTI-ESTALINISMO


15-11-14
Int. No. 233
TELESUR Y EL ANTI-ESTALINISMO

Con motivo de las celebraciones que se realizaron en Alemania conmemorando los 25 años de la caída del Muro de Berlín, hemos podido observar y escuchar las interpretaciones más diversas en los medios de comunicación internacionales.
Lo que más nos ha extrañado es el tratamiento que le ha dado TELESUR a tan  controvertido acontecimiento que merece una interpretación profunda y no la emisión de opiniones sueltas y desconfiguradas.
Un presentador ignaro y desorientado, comenzó sus interpretaciones con un ataque contra el estalinismo, como si Stalin hubiera tenido algo que ver con la construcción del Muro.
En realidad, como todo el mundo lo sabe, menos el presentador de TELESUR, fue precisamente Nikita Kruschov el dirigente soviético alabado por él mismo, el constructor del Muro en 1961, muchos años después de la muerte del camarada Stalin. Recuérdese que la principal tesis de esos Congresos del PCUS a las órdenes de Kruschov, fue el ataque sistemático contra Stalin.
Pero ahí no queda la cosa, el periodista cuyo nombre no tiene importancia, inició sus programa último recitando las citas de Kruschov en el malhadado Congreso 20 del PCUS, de triste recuerdo, cuando nadie, absolutamente nadie en el mundo y menos entre las organizaciones revolucionarias del mundo, se acuerdan de Kruschov y cuando lo hacen es para vituperarlo, por haber sido precisamente él, quién comenzó el desmantelamiento del Socialismo en la Unión Soviética con sus “revisión” del marxismo y de la revolución proletaria en 1956.
Realmente es una pena que un canal televisivo  como TELESUR que está sirviendo tanto a la conciencia revolucionaria de los pueblos de América Latina y el mundo, tenga un funcionario ignorante supino que pretenda hacer del socialismo construido precisamente por Stalin y distorsionado precisamente por Kruschov, una desgracia para el pueblo alemán, el cual fue liberado del fascismo precisamente por el Ejército Rojo a las órdenes del gran Mariscal Stalin.
El presentador no tiene ni la menor idea del profundo cambio que sufrió el Sistema Socialista construido por Stalin, desde la famosa y trístemente célebre tesis del  "El Culto a la Personalidad de Stalin"
Ojalá, TELESUR vaya escogiendo mejor a su personal para que la historia de la lucha revolucionaria de los pueblos del mundo no se vea distorsionada como en este caso.
PCmlm.

domingo, 16 de noviembre de 2014

POR LOS ASESINADOS Y DESAPARECIDOS, SU DOLOR TAMBIÉN ES NUESTRO - PDPR-EPR

Las detenciones-desapariciones forzadas es una larga historia que data desde las décadas de los sesenta, setenta, ochenta, noventa durante los gobiernos priistas, cifrándose en miles de detenciones-desapariciones.

 AL PUEBLO DE MEXICO
 A LOS PUEBLOS DEL MUNDO
 A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN NACIONALES E INTERNACIONALES
 A LOS ORGANISMOS NO GUBERNAMENTALES DEFENSORES DE LOS DERECHOS HUMANOS
 A LAS ORGANIZACIONES POLITICAS, POPULARES Y REVOLUCIONARIAS
 A LOS NORMALISTAS DE AYOTZINAPA, A LOS PADRES DE FAMILIA,
 A LOS FAMILIARES DE LOS ASESINADOS Y DETENIDOS-DESAPARECIDOS
 ¡NO ESTAN SOLOS, SU DOLOR Y SU INDIGNACION TAMBIEN SON NUESTROS!
¡HERMANOS, HERMANAS, CAMARADAS!
 Es inaceptable y por lo tanto merece el rechazo popular el anuncio de la Procuraduría General de la República (PGR) sobre el destino de los 43 estudiantes normalistas detenidos-desaparecidos de Ayotzinapa. Siguen sosteniendo la misma hipótesis de adjudicar autoría material e intelectual a la omnipresente “delincuencia organizada”. Con el anuncio del titular de la PGR sobre la captura de presuntos delincuentes y sus dichos se pretende dar carpetazo al crimen de Estado, diluir la responsabilidad del aparato represivo en los crímenes de lesa humanidad que se cometieron en Guerrero y se están cometiendo en el país.
 No estamos ante un problema de visión, ni tampoco un problema de definiciones conceptuales, estamos de frente ante crímenes de Estado consumados por las fuerzas represivas. El grito popular, la voz de los familiares, los testimonios de los normalistas sobrevivientes de este acto de terrorismo de Estado es fuerte y claro: ¡fue el Estado!, fue la policía municipal, fue la policía federal, fue el ejército mexicano, todos bajo el mando único quienes cometieron los crímenes de lesa humanidad el 26 y 27 de septiembre en Iguala Guerrero, tampoco es una crisis humanitaria, son crímenes de Estado que los gobiernos neoliberales han estado cometiendo para defender los intereses oligarcas y transnacionales.
Son 43 días de indolencia gubernamental; 43 días de mentiras y teatro mediático; 33 días que 10 mil elementos de las fuerzas federales participan en el teatro mediático en una supuesta búsqueda y en la “transparencia de la investigación”. Farsantes, hipócritas, criminales de Estado. Desde el pueblo no les creemos ni un ápice, ustedes desde el poder no sienten dolor alguno por los crímenes contra el pueblo, las expresiones del supuesto dolor que expresan es demagogia pura y parte del escenario mediático para distorsionar la realidad.

 Todo lo quieren diluir en una policía municipal corrupta y “corrompida por los delincuentes”, por los “omnipotentes” criminales, burdo montaje gubernamental para tratar desvanecer desde el principio este crimen de Estado, para intentar eximir la responsabilidad inocultable del aparato represivo. La policía municipal es parte de la estructura del Estado, una institución de la “legalidad” por la que se desgarran las vestiduras, una corporación más de la institucionalidad que reprime, asesina y detiene-desaparece al pueblo, parte del andamiaje del aparato represivo, parte de los cuerpos policiaco-militares para ejercer el terrorismo de Estado contra el pueblo bajo un mando único, que en su cadena de mando conduce hasta el jefe del Ejecutivo. La participación de la policía municipal, la “complacencia indolente” y el cinismo del ejército, y la presencia de la policía federal comprueba la aquiescencia del Estado mexicano.
 Mentirosos, en estos crímenes de lesa humanidad hubo participación directa del ejército mexicano, concretamente del 27 batallón de infantería con un largo historial en la guerra contrainsurgente y el terrorismo de Estado. El montaje es tan burdo que no tiene diferencia con los montajes mediáticos que escenificaron Genaro García Luna, Maricela Morales y el chacal de Felipe Calderón para fabricar en caliente culpables y no manchar el traje de las instituciones burguesas, verbigracia, el acto terrorista de Estado con granadazos el 15 de septiembre de 2008 en Morelia, Michoacán, perpetrado por una unidad especial del ejército mexicano y presentando rápidamente a supuestos culpables que resultaron ser ciudadanos inocentes, obligados a autoinculparse bajo tortura y “entregados por la delincuencia organizada”.
 Hoy al igual que en los tiempos siniestros de Calderón los supuestos culpables son conducidos en los “interrogatorios” a través de preguntas a modo, para inducirlos a un guión preestablecido desde las autoridades federales, en aquel tiempo fue desde la extinta Agencia Federal de Investigación (AFI), hoy desde la PGR. Los “interrogados” son hasta incapaces de memorizar el guión y éste se lo dictan a través de preguntas inductivas para obtener el resultado incriminatorio.
 Resultaría interesante que a esos supuestos perpetradores los pusieran de frente a la prensa independiente, padres de familia, normalistas agraviados y organizaciones populares en un cuestionario público y sin restricciones protocolarias, seguro que caerían en infinidad de contradicciones que evidenciarían el montaje perverso desde la PGR.
 Han pasado cuarenta y tres días de consumado el crimen de Estado en los cuales desde el gobierno federal se han administrado los tiempos para “investigar y solucionar” la detención-desaparición de los normalistas. Pero una verdad salta a la vista, todas las fuerzas federales, estatales y municipales participan en el terror contra el pueblo, pero es en los batallones de infantería del ejército mexicano donde recae operativamente la ejecución de los crímenes de lesa humanidad, el terrorismo de Estado y las acciones criminales de contrainsurgencia, el actuar criminal del 102 y 27 batallones de infantería sólo son un pequeño botón de muestra.
 Toda la información que ha estado vertiéndose de manera formal e informal, a través de hipótesis oficiales y versiones oficiosas conducen a una sola conclusión, el asesinato político en su modalidad de ejecución extrajudicial, la masacre, la tortura y la detención-desaparición de los 43 normalistas reafirman una y otra vez que fue un crimen de Estado, un acto de terrorismo de Estado y una acción típica de contrainsurgencia. Lo sabe el pueblo, lo sabe el mundo, sin embargo, desde el Estado se hace todo por negar y ocultar la verdad histórica.
 Los gobiernos panistas y hoy el priista no han cejado en su guerra psicológica contra el pueblo por imponer una indolencia social-colectiva que lleve al desprecio a la vida humana mientras no sea la propia o la de un ser querido. Bajo el mote de que se es delincuente se han justificado los más aberrantes crímenes de Estado, olímpicamente se dan carpetazos apuntalados por la dictadura de opinión que se ejerce desde los monopolios de la comunicación.
 Responsables y corresponsables de todos los crímenes de Estado son también los politicastros que firmaron el Pacto por México; los políticos de oficio-empresarios embozados como representantes populares que oxigenan y administran la crisis del régimen;y, todos aquellos que desde una supuesta “izquierda moderna” le hacen el caldo gordo al Estado y la oligarquía en la defensa de sus intereses mezquinos.
 Llama la atención que aquellos que se desgarraban las vestiduras desde la ultraderecha y la falsa sociedad civil contra la violencia sin adjetivo hoy no muevan una sola cuerda bucal para denunciar la violencia desde el Estado, para condenar el terrorismo de éste, en esta lógica fascista vale más la vida de un apellido de abolengo que la vida de miles de mexicanos sin fortuna ni apellido.
 Una nueva maniobra político-mediática está en curso para pretender dar carpetazo al caso de los 43 estudiantes normalistas detenidos-desaparecidos de manera forzada por el aparato represivo gubernamental, encarcelar a chivos expiatorios que en realidad son piezas menores del aparato represivo y sostener contra viento y marea la hipótesis de que es la “delincuencia organizada” la culpable, esa mentira desde el pueblo es inaceptable, debe ser rechazada y condenada.
 La movilización popular en solidaridad a los normalistas de Ayotzinapa desenmascara el carácter represivo y antipopular de la actual junta administrativa, ¿Quiénes se oponen a la movilización popular?, ¿Quiénes la condenan?, ¿Quiénes pretenden quitarle su filo político? Los defensores del régimen y las plumas mercenarias. La respuesta la conocemos los que padecemos la violencia del Estado, los defensores del régimen antipopular son los que tratan por todos los medios de deslindar al Estado de estos abominables crímenes de lesa humanidad. Y sí, las detenciones-desapariciones por motivos políticos, las ejecuciones extrajudiciales, las masacres y los crímenes de lesa humanidad solamente las comete el Estado.
 La hipótesis de la “equivocación y confusión” tampoco es aceptable, son patrañas gubernamentales, ahora resulta que son tan estúpidos los ejecutores que se “equivocaron y se confundieron” al detener a los estudiantes, pero deslumbra su inteligencia para borrar las evidencias del crimen de Estado. La detención-desaparición de los 43 normalistas y crímenes de lesa humanidad en torno a los hechos del 26 y 27 de septiembre son parte de la barbarie gubernamental que cimbra al país, desde el Estado se ha estimulado la descomposición social, se ha desatado la violencia institucional a nombre de la delincuencia y el narcotráfico para justificar la imposición del Estado policiaco-militar, pruebas sobran, el “pelotón de la muerte”, “los matazetas”, las míticas organizaciones criminales, los pelotones de fuerzas especiales de la marina, son los botones de muestra de los asesinos del Estado con licencia para asesinar a mansalva al pueblo.
 Las movilizaciones populares que exigen la presentación con vida de los detenidos-desaparecidos de Ayotzinapa y que gradualmente exigen alto al terrorismo de Estado de ninguna manera puede ser una expresión de violencia en abstracto. Las marchas, los mítines, los bloqueos de carreteras, la toma de edificios públicos, los bloqueos a los centros del poder económico financiero son actos de eminente protesta política contra el régimen, contra un gobierno represivo, contra un Estado policiaco-militar, contra los símbolos del régimen. Lo acontecido en Iguala el 26 y 27 de septiembre, no fue un acto bondadoso, tampoco un acto de fe cristiana, lo diremos cuantas veces sea necesario fue un crimen de Estado en donde la violencia institucionalizada constituye su esencia para imponer la voluntad de una oligarquía depredadora que sigue exigiendo la imposición de un estado de sitio permanente.
 Preguntamos a nuestro pueblo ¿Qué sentido tiene una protesta sin contenido político?, ¿Qué sentido tiene manifestarse sin combatividad?, ¿Cómo enfrentar la barbarie, el cinismo y la demagogia gubernamental? La protesta “civilizadora” no cuestiona al régimen, no lo desenmascara, ni lo desnuda en su carácter profascista. Del tamaño de la agresión hacia el pueblo debe ser la respuesta popular contra el régimen oprobioso.
 La protesta popular, la denuncia política y las acciones políticas de masas en tanto no se presenten con vida a los detenidos-desaparecidos seguirán teniendo razón de ser, seguirán teniendo legitimidad y constituyen una necesidad para que se sepa en el mundo que en México existe un gobierno represivo y antipopular, y que los verdaderos responsables materiales e intelectuales están enquistados en las diferentes esferas gubernamentales, gozando de impunidad y confabulando nuevos crímenes contra el pueblo.
 Sobre la base de los crímenes de Estado se pretende justificar bajo la tesis del combate a la delincuencia el estado de sitio permanente, el Pacto por la seguridad y contra la corrupción y la impunidades una exigencia más de la oligarquía mexicana, es decir, de los “honorables hombres de negocios” que le exigen a la junta administrativa reforzar el estado policiaco-militar, elevar el terror contra el pueblo. Es la exigencia para que el país se siga inundando en un río de sangre y se sigan diseminando por todo el país las fosas clandestinas que pretenden ocultar el terrorismo de Estado y los crímenes de lesa humanidad.
 En ese contexto de criminalidad gubernamental se encuentran las filtraciones que hace el Cisen para vincular a luchadores sociales ya sea con la delincuencia o con fuerzas insurgentes, esas filtraciones constituyen una amenaza de futuros crímenes de Estado, es el señalamiento directo contra luchadores sociales de las diferentes organizaciones populares para que el aparato represivo se siga cebando contra el pueblo indefenso.
El Pacto por la seguridad, contra la corrupción y la impunidad, es un pacto cupular entre politicastros y las cúpulas empresariales para reforzar la dictadura del capital. Desde los monopolios de la comunicación y a través de la dictadura de opinión se insiste en abonar a la hipótesis del crimen organizado como el autor de los crímenes de lesa humanidad no sólo en Guerrero sino en todo el país, sin embargo, esta información es perniciosa, peligrosa, porque políticamente se pretende deslindar al Estado de la autoría material e intelectual de la violencia que se ejerce contra el pueblo, ahora resulta que los actos de terrorismo de Estado contra los normalistas sólo es un banal acto de venganza de un ex presidente municipal pueblerino y carente de todo sentido político.
 Las detenciones-desapariciones forzadas es una larga historia que data desde las décadas de los sesenta, setenta, ochenta, noventa durante los gobiernos priistas, cifrándose en miles de detenciones-desapariciones; pero fueron los gobiernos panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón quienes exponenciaron esta política de Estado que arroja la cifra de más de setenta mil detenidos-desaparecidos; y hoy con el retorno del PRI a la administración federal se reafirma la detención-desaparición por motivos políticos y sociales como una política de Estado transexenal donde la cifra del terror sigue aumentando en miles de ciudadanos en esta condición, el caso de Iguala contra los normalistas de Ayotzinapa no es un caso aislado, es producto de un actuar sistemático del Estado mexicano.
 Desde la trinchera de la crítica política de las armas, nuestro partido y ejército, el PDPR-EPR, expresamos a los familiares de los normalistas asesinados, torturados y detenidos-desaparecidos que su dolor es también nuestro, esos sentimientos de indignación y coraje también los hemos vivido con la detención-desaparición de dos de nuestros militantes –Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya- sin embargo, no debe ser motivo para desmoralizarnos, para la impotencia, para el cansancio, para la desesperanza, por el contrario todo agravio contra el pueblo debe alimentar la conciencia proletaria para desplegar con combatividad acción popular y acción revolucionaria.
 La lucha por la presentación de los detenidos-desaparecidos de manera forzada debe continuar, abarcando las diferentes modalidades de la acción política, para que a fuerza de movilización y lucha popular se obligue a este gobierno antipopular presentar con vida a todos los detenidos desaparecidos. Está claro que por su propia voluntad nunca lo harán.
 ¡HERMANOS, HERMANAS, CAMARADAS! El agravio por los más de setenta mil detenidos-desaparecidos por motivos políticos y sociales nos lacera a todos; la detención-desaparición de 43 estudiantes normalistas es el símbolo fehaciente del terrorismo de Estado, del odio de clase hacia nosotros los desposeídos; la pretensión de endosar este crimen de Estado a la delincuencia nos llena de indignación. Para el pueblo y sus organizaciones no son tiempos de desesperanza, tampoco de impotencia, mucho menos de desmovilización y apatía política, no hay lugar para el cansancio, para el desgaste, para abdicar en la lucha por la presentación con vida de los detenidos desaparecidos. Son tiempos de movilización popular, de dignidad y resistencia combativa, es tiempo de salir a la calle a poner en alto nuestro grito de indignación y de repudio a este gobierno represivo y antipopular. ¡Que retiemble ese grito de resistencia y dignidad combativa en todo el país!
Estamos de acuerdo con todos aquellos que desde el pueblo plantean arribar a formas de lucha más complejas y superiores, para hacer efectiva la defensa de los intereses populares, que cada quien en su trinchera de lucha despliegue iniciativa, creatividad y capacidad.
¡VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!
¡PRESENTACION CON VIDA DE LOS 43 NORMALISTAS DE AYOTZINAPA DETENIDOS-DESAPARECIDOS POR EL ESTADO!
¡A SEGUIR EXIGIENDO LA PRESENTACIÓN CON VIDA DE TODOS LOS DETENIDOS DE AYER Y HOY!
¡A CERRAR FILAS CONTRA EL TERRORISMO DE ESTADO!
¡POR LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
¡VENCER O MORIR!
¡POR NUESTROS CAMARADAS PROLETARIOS!
¡RESUELTOS A VENCER!
¡CON LA GUERRA POPULAR!
¡EL EPR TRIUNFARA!
COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO DEMOCRATICO POPULAR REVOLUCIONARIO
PDPR
COMANDANCIA GENERAL DEL EJERCITO POPULAR REVOLUCIONARIO
CG-EPR
Año 50.

República mexicana, a 7 de noviembre de 2014.

sábado, 15 de noviembre de 2014

EL MURO DE BERLÍN, SU CAÍDA Y LAS INTERPRETACIONES REACCIONARIAS

12-11-14
Int. No. 233.

EL MURO DE BERLÍN, SU CAÍDA Y LAS INTERPRETACIONES REACCIONARIAS

En estos días se conmemoran 25 años de la caída y destrucción del famoso Muro de Berlín, levantado en 1961, por órdenes del tristemente célebre dirigente soviético de origen ucraniano Nikita S. Kruschov.

Todos los análisis que se están realizando actualmente, comenzando por el escritor Ignacio Ramonet y también por Walter Martinez y su programa Dossier así como los reportajes raramente distorsionados de TeleSur, se los plantea como un gran acontecimiento histórico de trascendencia mundial.

Nadie puede negar que el hecho tenga trascendencia mundial, empero una trascendencia que muestra la conclusión de un experimento que, teniendo las más grandes proyecciones de liberación de la humanidad, se vio truncado y traicionado por la figura tétrica y al mismo tiempo ridícula del dirigente soviético.

Como se debe comprender, no se trata, ni mucho menos de “defender” la existencia del Muro. Muy por el contrario, la construcción de esa obra que muestra la debilidad de un mundo que ya había sido traicionado y no podía sino implementar la restauración de las viejas relaciones capitalistas en condiciones de país dependiente, no pudo soportar la competencia en la que se encontraba el mundo entre lo nuevo que hoy revive y la viejo que no deja de luchar por una existencia cuya vigencia ya ha caducado.

Para comprender la existencia y la posterior desaparición del Muro, se debe comenzar por el principio. Ese principio se encuentra, efectivamente como lo señala Ramonet, en la célebre conferencia de Yalta, en la Crimea socialista entre los llamados Tres Grandes Roosevelt, Churchill y Stalin. La Conferencia decidió, como no podía ser de otra manera, la división de Europa, pues la Unión Soviética al mando del valeroso Mariscal Stalin, no podía permitir que los países de Europa Oriental liberados de la bestia fascista quedaran nuevamente a cargo de las oligarquías locales que habían precisamente colaborado con Hitler y planteó la necesidad de construir gobiernos amigos de la Unión Soviética.

Y los pueblos liberados de Europa Oriental no podían menos que agradecer profundamente el sacrificio de sus libertadores, los ejércitos rojos de Stalin que fueron recibidos en Polonia, Checoslovaquia, Hungría, Rumania, Bulgaria y Yugoslavia como lo que realmente eran, los heroicos libertadores del nazismo alemán. Esos ejércitos que regaban su sangre por millones en tierras extranjeras para derrotar a las hordas fascistas, eran pues recibidas en medio del más delirante entusiasmo, en medio de manifestaciones espontáneas de simpatía y agradecimiento.

Después de la Liberación y lamentablemente, fueron desapareciendo, los gobiernos socialistas y sus destacados líderes mundiales a la cabeza de Stalin, poco después muere Klement Gotwald, presidente de Checoslovaquia, después muere Dimitrov, el gran líder de la Internacional Comunista, en la lista de grandes estalinistas, constructores del socialismo más democrático de todos, como lo señala Hewlett Johnson, el Dean de Canterbury, desaparecen Ana Pauker de Rumania, Boleslao Beirut de Polonia,  etc, etc.

Leamos un poco lo que decía del mundo socialista del este europeo el demócrata británico:

“Innumerables dificultades enfrentaron los líderes de las nuevas democracias. Pero el nuevo sistema creó inmediatamente tales condiciones de trabajo, principalmente para la masa trabajadora (a la que pudo ofrecer descanso y solaz después del trabajo, para fortificar su salud) que alentó a los obreros a realizar nuevas obras y les demostró el carácter del socialismo.

Solamente la clase trabajadora debía obtener estas ventajas; su justicia era obvia, sus beneficios universales.

Y, afortunadamente, las medidas estaban destinadas a asegurar el bienestar del pueblo, el descanso después de la tensión de los años de la guerra y la defensa de la salud, con el fin de emprender las nuevas tareas.

Mi confianza en el socialismo no me ha defraudado. Lo que la “cristiana” Inglaterra no ha hecho, las democracias comunistas y socialistas lo han realizado ya. Y la primera tarea de las Nuevas Democracias como en Rusia, fue convertir las condiciones de trabajo en dignas del ser humano. En el más breve tiempo posible, se aseguró vacaciones  amplias pagas y con todas las facilidades…” (*)

Es ésta la visión positiva que tenía el sacerdote inglés del Mundo Socialista en 1955 a diez años del fin de la gran guerra. Después vendría la decadencia.

Estos acontecimientos gloriosos no aparecen en absoluto de los análisis e interpretaciones de los comentadores del gran acontecimiento del Muro. Tampoco se refieren al cambio profundo que sufre el mundo socialista de Europa Oriental y la Unión Soviética con el ascenso del tenebroso traidor de Lesa Humanidad, el tristemente célebre Nikita Kruschov que desde 1956 y sobre todo después del 22 Congreso del PCUS, anuncia la construcción nada menos que DEL COMUNISMO HASTA 1980.

La fanfarronada estaba en realidad, muy lejos de cumplirse, pues el comunismo, como etapa superior del socialismo es incluso actualmente, un objetivo de largo alcance, lo que hacía Kruschov era comenzar ladina y cínicamente, el largo camino de la restauración capitalista en Rusia y todos lo países de Europa Oriental con sus aliados íntimos Mikoyan, Brejnev, Gomulka, Kadar, Tito, etc.

La situación había cambiado radicalmente después del famoso Congreso número 22 y la construcción socialista se veía paralizada, en medio de la dominación de una camarilla reaccionaria de oportunistas que se encaramaron en los gobiernos y los Partidos Comunistas para destruirlos desde dentro.

El Muro, entonces, es obra propia del infeliz Nikita Kruschov. Sin embargo no fue una obra personal, porque como sabemos si bien las personalidades tienen mucha importancia en los acontecimientos históricos, pero fundamentalmente son los problemas y las luchas sociales, económicas y sobre todo políticas los que determinan el curso de la historia. En el caso del Muro, fue la instalación y el fortalecimiento de las clases derrocadas que vuelvan al ataque a través de la fácil estrategia del entrismo que consiste en penetrar los niveles directivos de los Partidos y Gobiernos para destruirlos desde su interior.

El Mundo Socialista y la Unión Soviético, cambiaron profundamente de contenido y como lo previmos los marxistas leninistas y maoístas, nuestros pronósticos de la década de los años 60 cuando combatíamos dramáticamente contra el revisionismo soviético que seguían servilmente los partidos jruschovistas, se cumplieron rigurosamente y ahora después de un siglo perdido, tenemos el deber de reencauzar en el Siglo XXI, observando y teniendo en cuenta los errores y sobre todo evitando que en los actuales y próximos levantamientos de los pueblos por el socialismo, se produzca el peligro siempre latente de la infiltración reaccionaria, del trotskismo traidor, del revisionismo anti-estalinista y de la falsa democracia burguesa que encandila a muchos.

Se habla correctamente de otros muros. Efectivamente todos los muros son malos y el socialismo, el socialismo verdadero no ha levantado nunca muro alguno y por ello, nosotros explicamos el origen del famoso Muro de Berlín como obra de los restauradores del capitalismo en el Mundo Socialista que crearon Lenin, Stalin y Mao.

Nota.

(*)  Johnson, Hewlett. “El Este de Europa en el Mundo Socialista”. Editorial “Nueva Senda”. Buenos Aires. 1955. Pags. 21 y 22.



PCmlm.