miércoles, 19 de julio de 2017

EL ACOSO A VENEZUELA

19-07-17

EL ACOSO A VENEZUELA




El acoso generalizado que viene sufriendo la República Bolivariana de Venezuela de parte del Imperialismo Colectivo (EE. UU, Alemania, Francia, Reino Unido), se está radicalizando y convirtiéndose en un gran peligro para todos los países que tienen el “atrevimiento” de enfrentarse al enemigo principal de los pueblos del mundo.

Ahora, con motivo de la celebración de un apócrifo “plebiscito” realizado en Venezuela por la derecha cavernaria de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), un canal televisivo boliviano dio paso a una entrevista muy particular en la que un sujeto desconocido se mandó toda una diatriba contra el bolivianismo de la Venezuela de Nicolás Maduro. 

El entrevistado confesó que el plebiscito tenía el objeto de “legitimar” la creación de un gobierno paralelo que buscará inmediatamente el reconocimiento de la “comunidad internacional”.

(Para los derechistas pro-fascistas, la “Comunidad Internacional” son los países y gobiernos imperialistas).

Conseguido el “reconocimiento”, precedería una intervención militar de la OTAN y de los ejércitos norteamericanos, provocándose una verdadera guerra civil por la resistencia que opondría el pueblo revolucionario de Venezuela. Es precisamente éste el objetivo del imperialismo, es decir, crear caos y una situación anárquica que resultaría en la definición de “Estado fallido” como el caso de Libia, Somalia, Irak, Afganistán, Sudán, Yemen, Palestina, Qatar, etc., etc.

Lo más llamativo de la indicada “entrevista” del Canal Universitario en el programa Jaque Mate de la presentadora Jimena Galarza, es que se ha convertido a nuestro canal en la vanguardia de la propaganda de la derecha venezolana, de la oligarquía chilena y del pro-imperialismo colectivo.

Es realmente una gran pena comprobar que la invasión del neoliberalismo en nuestra Universidad a partir de 1985 no ha podido ser, hasta ahora, derrotada y se ha enseñoreado en el Canal televisivo universitario.

La señora Galarza haciendo gala de una parcialidad digna de agentes antinacionales, se dedica a seguir la matriz comunicacional de echar fuego a la crisis venezolana, creada precisamente por el imperialismo colectivo aliado a la oligarquía criolla, en lugar de conseguir las declaraciones de su invitado introduce toda la propaganda subversiva contra la Venezuela bolivariana que, como Estado independiente y soberano, tiene el pleno derecho de exigir respeto a los principios del Derecho Internacional.

No es posible que en el Canal Universitario se tolere una propaganda maliciosa para atacar a un gobierno legítimo víctima de los poderes mundiales que no permiten que nuestros países de la Patria Grande dejen de ser el ignominioso “patio trasero” del Imperio

Por nuestra parte, exigimos una investigación en torno a la dirección política del Canal que, sin respetar los principios fundamentales de la Autonomía Universitaria que proclama el carácter democrático, popular, fiscal, gratuito y antiimperialista de la Universidad, toma el camino de seguir la matriz comunicacional impuesta por el Imperio que ataca a Venezuela.


PCmlm

viernes, 14 de julio de 2017

LOS RUSOS SIGUEN NOMBRANDO A STALIN COMO LA FIGURA MÁS DESTACADA DE LA HISTORIA

14-07-17
LOS RUSOS SIGUEN NOMBRANDO A STALIN COMO LA FIGURA MÁS DESTACADA DE LA HISTORIA 
Cualquier turista puede hacer la prueba por la calle de una ciudad rusa elegida al azar: los peatones le dirán que su personaje histórico favorito es Stalin, según un sondeo del Centro Levada que se publicó ayer (*) sobre las figuras más destacados de todos los tiempos y de todos los pueblos.
Alguno podría creer que eso se debe a que en Rusia la radio, la televisión y demás medios de comunicación siguen emitiendo los mismos contenidos en que hace 70 años.
Se equivoca: la opinión favorable a Stalin se mantiene en Rusia a pesar de las veladas campañas anticomunistas que están llevando a cabo los medios desde hace 30 años. Incluso tras el fin de la URSS, en Rusia ha sido imposible cambiar el extraordinario aprecio que los rusos sienten por el dirigente bolchevique.
En la popularidad creciente de Stalin y de la URSS en la sociedad soviética actual desempeña un papel fundamental el desastre económico, social y político en el que vive sumida Rusia. Para los rusos, no hay comparación posible entre una época y otra.
A pesar de ello, el crédito de Putin también va ganando enteros con el transcurso del tiempo, lo cual tiene bastante mérito al tratarse de un político en activo desde hace ya muchos años, a pesar de lo cual no sólo no padece ningún desgaste sino todo lo contrario.
Es verdad que las comparaciones siempre son odiosas, sobre todo si el tiempo está de por medio. Pero en las encuestas de opinión rusas Stalin también va por delante de las grandes glorias de Rusia, como el poeta Pushkin (número dos). En el corazón de los rusos Stalin siempre está el primero, aunque no fuera ruso. Incluso va por delante de Lenin, que va en cuarto lugar por detrás de Putin (número tres).
Si el lector no se conforma sólo con mirar los primeros puestos del escalafón se quedará aún más sorprendido, si cabe, al comprobar quiénes siguen por detrás, grandes figuras históricas de Rusia van por detrás, como Pedro el Grande o Yuri Gagarin, aunque lo más sobresaliente de estas encuestas es la aparición de científicos de relieve internacional, como Newton, Lomonosov, Menedeleiv o Einstein y que en un país como España sorprenden.
Desde 1999 Stalin se mantiene en primer lugar en todas las encuestas de opinión que se hacen en Rusia. Si ahora mismo se presentara a las elecciones, barrería a todos sus oponentes por una mayoría absoluta.

(*) http://www.levada.ru/2017/06/26/vydayushhiesya-lyudi/
Publicado por Resistencia Popular en 11:19
Etiquetas: Memoria histórica, Rusia, Unión Soviética

jueves, 13 de julio de 2017

LA FORMACIÓN CULTURAL DEL ABOGADO BOLIVIANO III

13-07-17
N. No. 445.
LA FORMACIÓN CULTURAL DEL ABOGADO BOLIVIANO
III

La relación que existe entre el Derecho y la Política es un problema ignorado completamente en el actual debate sobre la forma de elección de las autoridades máximas del Poder Judicial en Bolivia.

Efectivamente, según la doctrina marxista, el Derecho y el Estado constituyen la primera superestructura del modo de producción dominante en el seno de cualquier formación social.

En consecuencia, la política, cuyo centro es el Estado, lo impregna todo y es así como el Derecho o mejor la legislación jurídica desde la Constitución Política del Estado hasta el último de los Decretos Supremos, están influenciados/as profundamente por la 
política.

Cuando Montesquieu, ideó la famosa división de los poderes en el Estado Democrático de la primera República Francesa, no tuvo la sagacidad que, por el contrario, la tuvo Marx, al señalar que el poder político no se comparte, ni menos se lo parcela. La parcelación es solamente una apariencia que al mismo tiempo es negada permanentemente por la realidad.

Este problema de fácil resolución, sin embargo, no es comprendido en absoluto ni siquiera por quiénes presumen de “marxistas” o “socialistas” que caen como chorlitos en la apariencia montesquiana.

Entonces, sin una sólida formación política, el abogado se convierte en un “artesano” del Derecho (Anibal Aguilar).

Ahora bien, con el propósito de mitigar en parte esta gran falencia del abogado, se ideó (al margen de cualquier modestia) por parte de quién suscribe este artículo en colaboración del eminente jurista, sociólogo y cientísta social Isaac Sandoval Rodrigue, la creación de una Carrera de Ciencias Políticas que podía ser seguida por los estudiantes de derecho de los últimos años, como Carrera paralela.

La interesante iniciativa, sin embargo, no tuvo continuidad con las nuevas autoridades de la Carrera de Ciencias Políticas y de la propia Facultad de Derecho que, con el criterio neoliberal dominante, hicieron que Ciencias Políticas y Gestión Administrativa, se convierta complemente en un AIE.

De todos modos, insistimos, si se pretende realmente conseguir un poder judicial científico, democrático y sobre todo honesto, se debe considerar que la formación cultural y política del Abogado es una condición imprescindible.

Jorge Echazú Alvarado.

PCmlm