sábado, 12 de noviembre de 2011

EL IMPERIALISMO

11-11-11
Internacional

EL IMPERIALISMO



Como bien se sabe, el fenómeno del imperialismo como una fase ascendente del Modo de Producción Capitalista, había sido tratado por autores muy alejados del marxismo leninismo.  J. A. Hobson, economista inglés, fue el primero en publicar una obra precisamente con ese nombre tan temprano como en 1902.

Posteriormente en 1910, el marxista Rodolf Hilferding, con el título correcto de “El Capital Financiero”, aborda igualmente esa problemática y como subtítulo agrega algo muy impórtate: “fase última del desarrollo del capitalismo”.

Son estas dos obras las que constituyen el antecedente próximo para el genial estudio encarado por V.I. Lenin en su conocida obra. “El Imperialismo, fase superior del capitalismo”.

La concentración de la producción y los monopolios, constituye la primera parte del estudio. La segunda se refiere a los Bancos y su nuevo papel. La tercera se refiere al capital financiero y la oligarquía financiera. La cuarta aborda la exportación de los capitales, la quinta, el reparto del mundo entre las asociaciones de capitalistas y finalmente la sexta tiene como objeto el reparto del mundo entre las grandes potencias capitalistas.

Este esquema  sucinto nos permite señalar que esa fase superior del capitalismo, entendida como última, no tuvo en cuenta que su declinación sería larga y tendida.

A los grandes monopolios y el reparto del mundo, siguió una sub-fase que podemos calificarla de transnacional con el endeudamiento masivo e internacional de los países oprimidos y el desarrollo del intercambio desigual.

Últimamente la fase de la llamada globalización cuando, efectivamente, todo el planeta aparece dominado por el MCP y la desaparición del sistema socialista inaugurado precisamente por la revolución encabezada por Lenin; ha determinado el completo dominio imperialista del globo.

Hoy, en los comienzos del siglo XXI y el Tercer Milenio de la historia humana, podemos, con seguridad, afirmar que finalmente la caducidad o senilidad del sistema capital-imperialista ha llegado a su fase terminal.

Uno de los síntomas más claros de esa debacle imperialista es la desesperada acción agresiva del Gobierno norteamericano y sus cómplices europeos y sionistas, de buscar a toda costa guerras genocidas de agresión para paliar y disimular la RECESIÓN.

Hemos denunciado sus planes macabros de desatar siete guerras contra Libia, Siria, Líbano, Sudán, Somalia, Yemen  e Irán. Por otro lado, se desarrollan guerras de diferente intensidad nada menos que en 120 países del globo.

ESE ES EL IMPERIALISMO QUE MUCHOS INCLUSO DE “IZQUIERDA” PRETENDEN MINIMIZAR Y PASAR POR ALTO.

El editor de la revista yanqui Executive Inteligence Review, Edgard Spannaus ha declarado que la guerra no todavía no iniciada contra Irán terminaría con la Tercera Guerra Mundial. Empero lo más importante de la dicha declaración es el haber revelado que los “favorecedores financieros de Obama, le han pedido el desencadenamiento de otra guerra para volver a prestarle su apoyo en las próximas elecciones presidenciales”.

Es éste el cinismo al que ha llegado el IMPERIALISMO convertido ya en un IMPERIO DECADENTE.

Como vemos ahora el IMPERIO, fase terminal del imperialismo, hace guerras a pedido de las oligarquías financieras, comerciales y económicas, es decir de las transnacionales.

Está completamente claro que la única “salida” del IMPERIO  a su crisis es la guerra.

Está probado que el IMPERIALISMO desde su base en Alaska, provoca terremotos, sunamis y otras catástrofes atribuidas falsamente a la Madre Naturaleza.

Está probado que el IMPERIALISMO, disemina enfermedades como el cólera, el dengue, el hanta virus, el ebola, la gripe aviar, las vacas locas, las gripes porcinas, etc., etc.

Esta probado que el IMPERIALISMO es el principal narcotraficante del planeta.

Esta probado que el IMPERIALISMO, en sus guerras de encargo siembra elementos químicos venenosos como el gas pimienta, el fósforo blanco, el ántrax, el uranio empobrecido, el napalm  y todos los venenos que se conocen.

¡¡TODO ESO Y MUCHO MAS, ES EL IMPERIALISMO!!

Junto al esclavo negro, como mascota del Imperio, aparece el judío errante de Netanyahu que está obsesionado con atacar a Irán.

En estos contornos, se dibuja como una verdadera apocalípsis, la Tercera Guerra Mundial que necesariamente será nuclear y abarcará a todos los países del mundo.

¡¡PUEBLOS Y NACIONES DEL MUNDO, UNÍOS Y VENCED AL IMPERIALISMO!!



PCmlm-Bolivia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada