viernes, 27 de enero de 2012

A 67 AÑOS DE LA LIBERACIÓN DE AUSCHWITZ POR EL EJERCITO ROJO DE STALIN

27-01-2012
 A 67 AÑOS DE LA LIBERACIÓN DE AUSCHWITZ POR EL EJERCITO ROJO DE STALIN
                                                                                                                                   
Auschwitz-Birkenau.... Belsen-berger........ Treblinka... Buchenwald..... Maidanek.... Dachau.... Mauthaussem.....    Sobibor.....  Chelmno....   
                                                                                                                                   
Muchos hombres y mujeres que hoy viven todavía dispersos en todo el mundo palidecerán de espanto al sólo mencionarse estos extraños y fatídicos nombres que corresponden a los campos de concentración y muerte instalados por el nazismo durante la Segunda Guerra Mundial en Polonia.

«Hemos de crear una técnica de la despoblación.  Si me pregunta usted o que yo entiendo por despoblación le diré a usted que preveo la liquidación de unidades raciales, y lo haré, puesto que veo en ella, a grandes rasgos, mi misión fundamental.  La naturaleza es cruel, y por este motivo, también nosotros podemos ser crueles.  Si mando la flor y nata del pueblo alemán a la guerra sin lamentar en ningún momento el derramamiento de la va­liosa sangre alemana en el infierno de la guerra, TAMBIEN TENGO EL DERECHO DE DESTRUIR MILLONES DE HOMBRES DE RAZAS INFERIORES, QUE SE MULTIPLICAN COMO LOS PARASITOS.....» (Mayúsculas nuestras). (1).

Así hablaba Hitler a su amigo Hermann Rauschning cuando se preparaba a poner en práctica sus diabólicos planes. Los campos de concentración --obra maestra del nazismo- estaban sometidos a la jurisdicción exclusiva de la célebre Gestapo o Amter 4 y todas las personas recluidas en ellos eran de su propiedad.

Ante todo los comunistas, los rusos y los judíos y más aún los judíos comunistas debían ser exterminados sin dilación alguna, para ello se cons­truyeron enormes cámaras de gas donde ingresaban los condenados ignorantes de su suerte a "tomar una ducha". Las puertas se ce­rraban herméticamente y simultáneamente se abrían las llaves que daban paso al gas venenoso o asfixiante.  Como es natural, en pocos minutos no quedaba nadie con vida y los cuerpos inani­mados eran luego extraídos de las cámaras y trasladados en ca­miones a los hornos crematorios donde eran calcinados a altas temperaturas.  Cada día miles y miles de hombres, mujeres y niños recorrían esos fatídicos caminos sin retorno.

A continuación transcribimos algunos testimonios del proceso de Nuremberg en torno a estos espeluznantes crímenes:

«Mandé en Auschwitz desde el l°  de diciembre de 1.943 y calculo que, por lo menos, dos millones y medio de personas fueron muertas en las cámaras de gas, otro medio millón murió de ham­bre y enfermedades, de lo que da un total de tres millones de muertos.  Esta cifra representa del 70 al 80 por ciento de to­dos aquellos que eran destinados a Auschwitz, pues el resto fue destinado a trabajar en la industria del armamento o en las in­dustrias enclavadas en otros campos de concentración. NOSOTROS MATAMOS, EN EL VERANO DE 1.944, UNOS CUATROCIENTOS MIL JUDIOS HUNGAROS EN AUSCHWITZ......

En Auschwitz trabajaban dos médicos de las SS que examinaban a todos los que llegaban al campo. Los presos habían de desfilar ante uno de los médicos que, en el acto, adoptaba una decisión. Los capacitados para el trabajo eran destinados otra vez al cam­po, los otros directamente a las cámaras. Los niños de corta e­dad siempre eran destinados a morir, ya que debido a su corta edad no podían trabajar. Con frecuencia, las mujeres querían o­cultar a los niños bajo sus ropas, pero cuando los descubríamos mandábamos inmediatamente a los niños a las cámaras. Queríamos que  toda la acción fuera mantenida en secreto, pero el hedor originado por la incineración de los cadáveres inundaba toda la comarca....» (2).

Por causas naturales, es decir inanición, torturas, enfermedades y otras, igualmente morían millares de personas por día, las mismas que eran enterradas en enormes fosas comunes cuando los hornos no abastecían. Las fotografías nos muestran montones de cadáveres esqueléticos por la falta de alimentación, arrastrados a las fosas por tractores como si se tratara de desperdicios, tierra o piedras. Otras enormes montañas nos muestran los cabellos, los lentes, los zapatos de las infortunadas víctimas que constituyen un mudo testimonio macabro del infierno nazi-fascis­ta.

Y sin embargo tanta atrocidad no era el clímax, faltaba aún lo más escalofriante, aquello en lo cual la barbarie nazi toca los linderos de la enajenación colectiva: los célebres experimentos científicos.

La esterilización de los comunistas y de los judíos se lle­vó a cabo masivamente bajo la dirección del "doctor" Joseph Mengele y consistía en cercenar testículos y extraer ovarios en las condi­ciones higiénico-quirúrgicas más espantosas. Los "médicos" nazis se vanagloriaban de hacer muchísimas de estas operaciones en una hora, lo hacían naturalmente sin lavarse las manos para pasar de un "paciente" a otro, sin esterilizar los instrumentos, sin coser capa por capa los tejidos seccionados, en fin, haciendo lo impo­sible para provocar infecciones y gangrenas. Es increíble que muchas de estas víctimas pudieran sobrevivir y en algunos casos pudieran llegar a testificar ante los tribunales que juzgaron los crímenes horrendos al terminar la guerra.

«Los prisioneros eran objeto de espantosos experimentos: en personas vivas se probaban diversas substancias químicas, nuevos gases, balas envenenadas y reacciones de nuevas drogas. A los pri­sioneros se les obligaba a trabajar de 12 a 14 horas diarias en la industria de guerra sin recibir siquiera un mínimo de alimen­tación.... En las fábricas de muerte, los hitlerianos hacían pantallas con la piel de personas asesinadas: con las cabezas humanas diseca­das hacían figurillas y rellenaban colchones con los cabellos de las mujeres¼ (3).

«Antes de la llegada del Ejército Soviético, llegaban diariamente al campo varios trenes con presos. En las cámaras de gas y en los crematorios del campo morían diariamente 10-12 mil personas inocentes. En total, en los años de la guerra los hitlerianos exterminaron allí a más de 4 millones de personas…. (4)

«La primera patrulla rusa vio el campo al mediodía del 27 de mayo de 1945» (5)

El 27 de enero de 1945, las unidades de avanzada del glorioso Ejército Rojo de la Unión Soviética bajo el Mando Supremo del Mariscal José Stalin, liberaron el campo de la muerte. De este modo, estos cuadros dantescos tuvieron su final con la ocupación de esas instalaciones macabras, cumpliéndose así una de las hazañas más grandes de la humanidad: al liberarla del oprobio más degradante que sufrió el género humano, liberación lograda  por la obra del gran Stalin.

Notas.
1. Rauschning, Hermann. Memorias. “El proceso de Nuremberg”.  Edit Bruguera.  España. Pág. 307.
2.  Idem. Pág. 435-436.
3.  Nikolaiev, Israelian. “La Segunda Guerra Mundial”. Edit. Cartago.  .Págs. 77 y 78.
4.  Koniev. Ivan. “Polonia adquiere su libertad”. “La Gran Campaña Liberadora”. Edit. Progreso. Págs. 66 y 67.
5.  Rebelión. Internet.
PCBmlm

jueves, 26 de enero de 2012

EL IMPERIALISMO Y LOS IMPERIALISMOS

26-01-2012
EL IMPERIALISMO
Y LOS IMPERIALISMOS
  
El debate internacional en torno al actual panorama político mundial se ha complejizado de una manera muy pronunciada con la súbita aparición de una serie de posiciones atrabiliarias y desorientadas como la “izquierda” europea otánica, como la de un raro “tercerismo” político de tinte filo-trotskista, el trotskismo tradicional anti-estalinista y finalmente una mala concepción del imperialismo.

1.                  La corriente más difundida últimamente indudablemente es  esa trágica “izquierda” europea que ha hecho una vergonzosa causa común con la agresión euro-yanqui contra Libia. Del modo más miserable y contrarrevolucionario esa intelectualidad euro-céntrica siempre dispuesta a la conciliación y a la censura del “autoritarismo” marxista, no ha tenido empecho para saludar y apoyar siempre moralmente la aventura macabra del imperialismo contra la nación árabe. Uno a uno los intelectuales siempre dispuestos a resguardar su supuesto “prestigio” personal, pregonan las virtudes de la democracia occidental. Es lamentable que personalidades muy inteligentes que hasta ahora habían mantenido posiciones sólidamente anti-imperialistas, se confundan completamente, es el caso patético de Ignacio Ramonet.

2.                  La segunda corriente es la de los terceristas que ha sido calificada no los “ni-ni”, es decir ni con Dios, ni con el Diablo. En el caso libio, por ejemplo, han sostenido la peregrina idea de que los “rebeldes” terroristas financiados por la CIA, luchaban tanto contra Gadhafi cuanto “contra” la intervención de la OTAN. Naturalmente todo esto es la retórica por que en los hechos, como en la posición anterior, estaban llevando sus aguas sucias al molino imperialista.

3.                  La tercera posición “izquierdista” es la del trotskismo contrarrevolucionario que desde su nacimiento ha hecho del “anti-estalinismo”, su lucha principal y podríamos decir única. Para el trotskismo reaccionario, el imperialismo NO EXISTE, pues jamás se refiere ni siquiera de soslayo a ese enemigo fundamental de los pueblos del mundo.

4.                  La posición provocadora de los “colectivos” virtuales que haciendo total abstracción de la existencia del imperialismo, han convertido a los Estados, movimientos, partidos y personalidades realmente anti-imperialistas como los enemigos principales y fundamentales de su pretendida posición “marxista” e inclusive “maoísta”. Estas microscópicas posiciones, solamente tienen vigencia en los sitios virtuales del internet, pero por ello mismo son las que ocasiona más confusión en muchos desorientados. Al margen de cualquier crítica que se pueda hacer del “maoísmo” prachandista, éste dista muchísimo de ser el principal enemigo de la revolución en el mundo. Es esta precisamente la propaganda infeliz de estos grupúsculos de España, México, Colombia, Panamá y Ecuador.

5.                  Existe  finalmente la tendencia más peligrosa y nociva de comparar y más que todo equiparar  la peligrosidad de  los imperialismos  al imperialismo euro-yanqui. Esta tendencia difusa y confusa pretende hacernos pensar que nuestra lucha anti-imperialista debe dirigirse con la misma intensidad contra Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania, Francia, Rusia y China. 
Sabemos que el imperialismo colectivo es un bloque macizo integrado por Estados Unidos, Europa y Japón. Las grandes transnacionales mundiales integran capitales combinados de esos países imperialistas. Ahora, en el siglo XXI, han surgido Estados capitalistas en Rusia después de su descalabro revisionista y en China después de la muerte de Mao Tse-tung, países donde la restauración capitalista ha creado también grandes empresas transnacionales que es precisamente lo que da nacimiento al imperialismo. En estos contornos, podemos visualizar claramente una nueva contradicción: la contradicción  inter-imperialista entre el bloque imperialista occidental capitaneado por el enemigo principal, el imperialismo yanqui y el imperialismo nuevo de Rusia y su alianza con China. 

Según el pensamiento revolucionario de Mao Tse-tung, las contradicciones inter-imperialistas favorecen ampliamente el desarrollo de las luchas revolucionarias del mundo porque dividen las fuerzas imperialistas que de otro modo podrían actuar mancomunadamente. El camarada Stalin, logró, como genial estratega que fue, dividir a sus enemigos e incluso enfrentarlos entre ellos. Primero aceptó el pacto Soviético-Alemán de No Agresión y después de la traición hitleriana, propició una alianza con los occidentales Gran Bretaña y Estados Unidos. De este modo consiguió la histórica victoria soviética.

Salvando las distancias, la actual coyuntura mundial, nos muestra una situación semejante, pues dos bloques imperialistas se encuentran prácticamente al borde de una conflagración nuclear mundial catastrófica en torno a los conflictos de Siria e Irán. En estas circunstancias, lejos de auspiciar una “alianza”  de los pueblos del mundo con Rusia putinista y China anti-maoísta, planteamos centrar nuestros fuegos y combates contra el ENEMIGO PRINCIPAL, EL IMPERIALISMO COLECTIVO EURO-YANQUI.

En este sentido, la piedra de toque para conocer  cuál debe ser el norte de la lucha mundial de los pueblos del mundo en las presentes condiciones históricas de acuerdo a los intereses de la revolución, del socialismo, del marxismo, del leninismo y del maoísmo, lo señalamos mostrando al enemigo fundamental: El imperialismo euro-yanqui que hoy mismo está aplastando a los pueblos y ocasionándoles millones y millones de víctimas.

El actual decadente imperialismo yanqui, coludido, firmemente con los decrépitos imperialismos europeos, es sin duda alguna el enemigo principal, fundamental y número uno de los pueblos del mundo. Es el agresor genocida de los pueblos de Vietnam (4 millones de muertos), Kampuchea (un millón de muertos en sus bombardeos), Irak (un millón de muertos en su agresión), Afganistán (cientos de miles de víctimas mortales), la ex-Yugoslavia, (varios miles de muertos en sus bombardeos),  Panamá (miles de muertos en Chorrillos), Libia (cien mil muertos),  etc., etc., etc.

EL  ANTI-IMPERIALISMO MILITANTE ES UN DEBER INELUDIBLE DE LOS PUEBLOS DE AMERICA LATINA, ASIA, AFRICA Y EN  MUNDO ARABE.

Quiénes se “olvidan” del Imperio  y sobre todo del imperio  yanqui, quiénes lo ocultan, quiénes lo esconden, quiénes lo justifican, quiénes tratan de “disculparlo”, quiénes lo ignoran, quiénes hablan del “imperialismo virtual”, quiénes no lo nombran, aquellos que nos hablan de la “democracia” americana, quiénes como ciegos impenitentes duermen con el “sueño” americano, son en realidad ALIADOS MISERABLES DEL IMPERIO.

PCBmlm.
maoistasbolivianos.tk
www.liberacion.web.bo

lunes, 23 de enero de 2012

LA “CUMBRE POLITICA”

20-01-12
LA  “CUMBRE POLITICA”

Nuestro Partido ha sido convocado a una llamada “Cumbre Política” por parte del Gobierno y personalmente por parte del Presidente Evo Morales, a través de su Ministro de la Presidencia Carlos Romero, en la cual se considerarían las conclusiones que emanaron de la Cumbre Social de Cochabamba y las propuestas de los partidos políticos.
La lista de los “invitados” es realmente extraña. Encabezan la misma los más acérrimos enemigos del proceso de cambio, aquellos que todos los días no hacen otra cosa que tratar a toda costa de descarrilar un proceso al que abominan y jamás van a tratar de colaborar. Esos partidos son la UN de Doria Medina, El Movimiento Miedoso del hombrecillo, La Convergencia Nacional, El Consenso Popular, El Frente para la Victoria y otros. Se invita también a aquellos partidos tradicionales de la derecha boliviana como ADN de Bánzer Suárez, el MNR de Goni Sánchez, el MIR de Paz Zamora, la UCS de los hijos de Fernández, el Partido Demócrata Cristiano y finalmente, ¡caígase de espaldas!, el FRI del dipsómano y archi-traidor al comunismo Oscar Zamora Medinacelli.
Naturalmente apenas iniciada la reunión, la derecha, esta vez representada por Juan del Granado, hizo abandono de la reunión argumentando que no se permitía la presencia de la prensa. Esta claro que esta derecha tenía la intención de provocar un  escándalo mayúsculo en la reunión con sus acusaciones y denuncias consabidas, tergiversando el carácter de la reunión que según invitación del Presidente, requería de los Partidos, propuestas concretas en beneficio del país.
Ante el abandono de las tres fuerzas políticas reaccionarias y derechistas, se instaló la reunión con la participación de nueve organizaciones y partidos que a su vez intervinieron planteando sus propuestas concretas.
Nuestro Partido centró su intervención en los siguientes puntos:
1. En primer lugar se planteó la necesidad de consideración del panorama internacional que está caracterizado por la gran crisis del sistema capitalista. Se explicó que ante esta crisis la única alternativa real es el socialismo. La crisis que azota las economías de Estados Unidos y la eurozona tiene carácter muy profundo y casi diríamos terminal. Por lo mismo nuestro país en conjunción con los países de la CELAC debe tomar las nedidas necesarias para enfrentar las consecuencias de esa grave crisis.
2. Se explicó la necesidad de no seguir con la manipulación en torno a la supresión de la subvención a los hidrocarburos. Se previno sobre la peligrosidad de afectar los bolsillos de las clases más deprimidas (se recordó el caso de Nigeria), y al mismo tiempo la pertinencia de medidas alternativas como la conversión a gas del parque automotor, la supresión de la subvención en las fronteras, igualmente a los coches de lujo y diplomáticos y otras.
3.  Por otro lado, se insistió en la necesidad de una consulta "previa" a los verdaderos habitantes del TIPNIS para determinar la construcción o no de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos. Toda vez que se ha obviado dicha consulta se debe volver a fojas cero y realizar la misma que determine la construcción o no de la carretera. Ambas partes, los que la apoyan y los que la rechazan deberán someterse al veredicto de los verdaderos habitantes del TIPNIS.
4. Por otro lado se planteo la necesidad de una discusión profunda en torno al problema de las autonomías que están causando enfrentamientos fratricidas entre los departamentos, entre provincias y hasta entre municipios.
5. Un asunto muy importante es el del narcotrafico. La necesidad de estudiar la posibilidad de la legalización de las drogas para acabar con el narcotráfico, está condicionada por el carácter mundial y global del negocio. Es decir que solamente es pensable dicha legalización con caracter universal y naturalmente es este sentido tendremos la oposición de los beneficiarios del gran negocio: el imperialismo yanqui que es el veradero promotor de todo comercio mundial.
6. Introdujimos en la conferencia de prensa el problema de la subversión permanente de los poderes imperiales que no cejan en sus esfuerzos de desestabilizar a los regímenes progresistas y anti-imperialistas del ALBA. No es solamente la derecha cavernaria la que complota contra el proceso, por detrás se encuentra el enemigo mayor: el imperialismo euro-yanqui.
7. Un punto aparte representa el asunto de la libertad de expresión y los medios de prensa. Como lo hemos señalado siempre, son los medios privados los que encabezan la ofensiva ideológica contra el proceso de cambio y esto se explica desde el punto de vista de clase. Es natural que un régimen que afecta mínimamente sus intereses económicos de la burguesía compradora, tendrá que sufrir ese tipo de ofensivas mediáticas. esa no es una novedad. Como contraparte hemos sugerido la organización de una contraofensiva ideológica en los medios estatales con programas de debate, de análisis, de propuestas y de esclarecimiento que puedan, en lo posible equilibrar un tanto aquella ofensiva mediatica reaccionaria. La derecha reclama con todo cinismo libertad de expresión cuando en realidad es ella la propietaria monopólica de la libertad de expresión de prensa y de opinión.
 La derecha reaccionaria tuvo la insolencia de exigir --para asistir al encuentro--, la libertad de Leopoldo Fernández, una “amnistía” general para los llamados perseguidos "políticos", es decir los golpistas que huyeron del país y otras lindezas que naturalmente fueron rechazadas.
Finalmente el evento aprobó la necesidad de conformar un consejo, con cualquier nombre, que con carácter permanente se reuna con el presidente para tratar temas específicos, reuniones a las cuales, los partidos introducirán sus propuestas.
En general consideramos como muy positiva la "cumbre" política convocada por el Presidente.

La Comisión Política del
PCBmlm.

miércoles, 18 de enero de 2012

¿Transnacionales Petroleras Indigenistas?


¿Transnacionales Petroleras Indigenistas?
 

La derecha internacional se ha disfrazado de indigenista, no sólo para acercarse a su histórica víctima, sino además para infiltrarse en sus organizaciones hasta lograr dirigir sus movimientos.
El aporte millonario de transnacionales petroleras para el bienestar de los indígenas es una de las varias manifestaciones que están apareciendo en Bolivia de un fenómeno catastrófico a nivel mundial. Es la materialización de la vieja pesadilla de un mundo manejado por las corporaciones, donde los gobiernos pierden la capacidad de decidir en su territorio ante el poder global de las transnacionales. Es el mundo que David Rockefeller explicó en el año 1999 en un artículo publicado en Newsweek: “Alguien tiene que remplazar al gobierno, y la empresa me parece ser la entidad lógica para hacerlo.” Lo más trágico del caso boliviano sería olvidar que el imperio Rockefeller ya nos ha hecho sufrir en carne propia la falta de lealtad y compasión de las transnacionales para con el país que explotan.
El imperio Rockefeller llevó a Bolivia a la hambruna cuando instigó una guerra con Paraguay, para luego robarse el petróleo boliviano y vendérselo a ese país, obligando a Bolivia a importarlo del Perú. Por difícil que sea creerlo, Paraguay le ganó la guerra a Bolivia con carburantes bolivianos, y todo era “legal” porque se trataba de negocios privados de una cadena de empresas de propiedad de Rockefeller. Pudo haber sido legal en el sentido perverso de ajustarse a leyes imperfectas, pero era moralmente inaceptable. De ese dolor surgió el sentimiento patriótico de defender al pueblo boliviano, y se nacionalizó a la Standard Oil.
En gran medida, las corporaciones transnacionales petroleras siguen violando la soberanía de Bolivia, al vender su gas a Chile a través de Argentina, mientras Chile mantiene su soberbia actitud de enclaustrar a Bolivia lejos del océano Pacifico. Hay muchos ejemplos de la forma en que el gobierno mundial de las corporaciones anula los esfuerzos de los pueblos para defenderse del saqueo y el sometimiento.
La historia del lobo vestido de cordero, sería la perfecta analogía para describir la forma en la que la derecha internacional se ha disfrazado de indigenista, no sólo para acercarse a su histórica victima, sino además para infiltrarse en sus organizaciones hasta lograr dirigir sus movimientos.
El añejo separatismo que el oriente boliviano tiene ya grabado en la mente, le permite a la derecha el monumental atrevimiento de intentar apoderarse nuevamente del gas boliviano; ésta vez, formando republiquetas autónomas de indígenas de derecha en las áreas de las reservas estratégicas de recursos naturales.
Las leyes bolivianas que fueron sancionadas en la época del neoliberalismo, simplemente deben ser abrogadas para compatibilizarlas con el espíritu de unidad multicultural de la nueva constitución. Con el mismo objetivo, la constitución quizá deba pasar por un proceso de ajuste en este período de compatibilización para aclarar sus conceptos y evitar que la derecha reinvente la plurinacionalidad cultural, con la acepción “política” del término nación, que incluye soberanía.
Esos vacíos interpretativos permitieron que USAID, NED, una legión de ONG, transnacionales petroleras, la derecha regional, y los medios de comunicación, articularan un frente unido y poderoso para hacer posible la fragmentación de la nacionalidad boliviana a través del indigenismo de derecha que antagoniza el proceso de cambio.
Los casos del Tipnis y del pueblo guaraní no son aislados, porque forman parte de todo un entramado de largo alcance muy bien planificado y financiado. Recientemente, el Comité pro Santa Cruz le dio otra cara a las republiquetas que pretende controlar, fundando “ciudades productivas” mediante un programa que ha denominado Bolivia Hambre Cero, para diferenciarlo del Hambre Cero implementado por el gobierno de centro izquierda de Lula en Brasil. Tras esa máscara indigenista, la derecha pretende controlar, sólo en su plan piloto, dos millones de hectáreas en la zona petrolera del Chaco Boliviano.  Lo haría mediante un programa de producción agrícola en el cual la tierra que el Estado cede al campesino con títulos de propiedad, caería en un modelo de producción forzada controlado por empresas privadas especializadas, a través de otro acuerdo (Tratado) de “alianza estratégica con los indígenas”.
Tanto los bonos de carbono ofrecidos en el Tipnis, como el control productivo en el plan Bolivia Hambre Cero y el Fondo de inversiones de Repsol, son mecanismos para crear dependencia en el indígena, porque se deja su bienestar, salud, educación, cultura y alimentación en manos de la empresa privada transnacional. Los programas para organizar productivamente al campesino son una necesidad imperiosa, pero deben respetar la nacionalidad y la unidad del pueblo boliviano. Deben ser diseñados por el pueblo, patrocinados por el Estado, y complementados con la participación armoniosa de la empresa privada nacional comprometida con el país. Bajo ningún concepto, diseñados por ONG capitalistas, financiados por USAID, apoyados por la NED y controlados por la voracidad transnacional. Eso equivaldría a dividir al Estado boliviano en dos regiones con rumbos totalmente opuestos.
El sectarismo es el mecanismo utilizado por el imperialismo para destrozar las nacionalidades y apoderarse de los recursos naturales. Eso lo hemos visto en la historia desde los tiempos bíblicos hasta el presente, cuando el separatismo entre chiítas y sunitas les está permitiendo a los imperios occidentales destrozar el Medio Oriente y el norte de África para tomar control absoluto de la región que contiene la primera reserva mundial de petróleo.
Quizá éste año, el gobierno deba empezar la segunda fase de la nacionalización de los hidrocarburos, tomando control del 100 por ciento de las transnacionales que atenten contra la integridad y seguridad nacional. En el año 2006, cuando la nacionalización era una necesidad ineludible y un mandato del pueblo boliviano, el presidente Morales optó por hacerlo en forma gradual. Fue una salida prudente ante la anunciada reacción internacional en el primer año de su gobierno, pero seis años después, ha demostrado ser insuficiente para defender la nacionalidad.
Afectar a las transnacionales, y dejarlas en el país conspirando indefinidamente contra el proceso de cambio, sería un error fatal para el pueblo boliviano. Ese error lo cometió Germán Busch cuando ante la necesidad de nacionalizar la industria minera, cedió a las presiones en contrario y decidió simplemente regularla. Dejó conspirando en el país a sus poderosos enemigos, pero pagó el error con su vida, y el pueblo boliviano sufrió otro largo ciclo de saqueo y sometimiento.
Para motivarnos a legislar con urgencia lo que haga falta, recordemos que terminada la Segunda Guerra Mundial, el poderoso banquero James Paul Warburg, quien fuera años antes asesor financiero del presidente Roosevelt y miembro de su gobierno, dijo ante el Senado de Estados Unidos el 17 de febrero de 1950 “Nos guste o no nos guste, tendremos un gobierno mundial. La única pregunta es si ese gobierno mundial será alcanzado por conquista o por consentimiento.” Por la fuerza no pudieron con la tenaz resistencia del pueblo boliviano. No permitamos la ironía de que, por artificios jurídicos, la nueva capitulación sea por consentimiento.
www.juancarloszambrana.com

viernes, 13 de enero de 2012

DIVERGENCIAS “NUEVAS” EN EL MOVIMIENTO COMUNISTA INTERNACIONAL

12-01-12
P- In-80
 DIVERGENCIAS “NUEVAS” EN EL MOVIMIENTO COMUNISTA INTERNACIONAL

 Últimamente el Partido Comunista de la India (marxista-leninista), participante activo y dirigente de ICOR, (Comité Internacional de Coordinación de CIPOML), ha hecho conocer un documento con importantes puntos de vista sobre la coyuntura política internacional, sobre todo en torno a la gran crisis que vive el capitalismo, con los que concordamos plenamente y, por otra parte, con cuestionables opiniones en torno al Movimiento Comunista Internacional en el Siglo XX.

Empero lo importante es el conjunto de puntos de vista expresados en el documento con los que no podemos estar de acuerdo de ningún modo.

En primer lugar vuelven a la escena algunos argumentos que ya fueron esgrimidos insistente y calumniosamente por los revisionistas del estilo Jruschov y lamentablemente con sus mismas palabras. Lo que llama profundamente nuestra atención es el párrafo donde se critica la “defensa” de la “patria” por parte de Stalin, es decir que una de las más grandes proezas del pueblo soviético, del Ejército Rojo, del Partido bolchevique y del gran Mariscal, es presentada como un “error”. La posición más anti-marxista, idealista y metafísica consiste en separar y contraponer, como ciegos de nacimiento, la defensa heroica de la URSS frente al nazi-fascismo y el apoyo al movimiento revolucionario mundial. La URSS era el bastión mundial del socialismo y su defensa era la mejor forma de fortalecer al movimiento revolucionario internacional al proveerle de una base de apoyo segura, además de ser una obligación de los comunistas de todo el mundo. Naturalmente algunos “comunistas” de última hora han escuchado sistemáticamente los infundios del trotskismo y el revisionismo jruschovista y los están desempolvando a destiempo.

¡¡Rechazamos airadamente esa referencia impertinente!!

En especial el supuesto “error” de Stalin  de disolver el Comité Internacional (Komintern), debe ser comprendido como una medida táctica que, ante el inminente peligro de concretarse una alianza reaccionaria de los aliados occidentales (Gran Bretaña y Francia) con la Alemania Nazi, decidió a Stalin aceptar un Pacto de No-Agresión con Alemania, y cuando ésta rompiendo dicho pacto, atacó a la Unión Soviética, Stalin, muy correctamente inició contactos con occidente. La alianza de occidente con Stalin para enfrentar a Hitler, hubiera sido imposible si no se “disolvía” formalmente el Komintern. Únicamente los ignorantes pueden “acusar” a Stalin de hacer daño al Komintern. En realidad se trató de una maniobra inteligente que impidió una gran alianza anti-soviética que se dibujaba en el horizonte, porque además organizando el Kominform, se restablecían los lazos de solidaridad con el Movimiento Comunista Internacional.

 En cuanto al Partido Comunista de China, el documento hindú sostiene cándidamente que el inconveniente de la CIPOML es que incluye también a partido “abiertamente maoístas”. Esta “crítica” ridícula es asumida por  nuestro Partido que, por el contrario, piensa que los camaradas hindúes hacen  un  inmenso daño al MCI al estar negando agresivamente al maoísmo, mientras uno de los Partidos comunistas más importantes del mundo es precisamente el Partido Comunista de la India (maoísta), que desarrolla una potente guerra popular.

Seguidamente, la incomprensión más absoluta de la historia por parte del PCI (ml), se completa con su confusión total respecto al papel desempeñado por Lin Piao y la Gran Revolución Cultural Proletaria china (“A pesar de su importancia histórica”).

No comprenden, esos camaradas que en el PCCh, existían en esa época, varias líneas, como es natural. Una de ellas, la de derecha,  que estaba encabezada por Liu Shao-Chi, Teng Siao-Ping y otros reaccionarios que después convirtieron a China Roja en un país capitalista. La tendencia maoísta y fiel ideológicamente al gran Timonel estaba encabezada precisamente por Lin Piao, Chen Po-ta, Kang Sheg, Chang Ching y otros. En medio estaba la micro-fracción ecléctica de Chou-En-lai, que soportó estoicamente el vendaval revolucionario de la Revolución Cultural y gozando por amistad de la confianza de Mao, logró finalmente hacer revocar los veredictos de la Revolución Cultural, organizando un  complot contra Lin Piao y decretando su eliminación.

Sin embargo la crítica del Partido hindú (ml) se dirige a la política del PCCh del Noveno Congreso cuando Lin publicó su obra “Viva el Triunfo de la Guerra Popular” y el famoso “Libro Rojo”, política que se la señala como “izquierdista” y que hubiera hecho gran daño a la Revolución China.

¡Todo lo contrario! Precisamente la derrota de Lin y los cuatro, fue la causa del triunfo de la fracción derechista de Teng Siao Ping, siempre respaldado por Chou En-lai. Así se inicia el “cambio de color” de China que ya previó el camarada Mao. Concretamente la muerte, por asesinato de Lin Piao fue el inicio de la restauración capitalista en China. Mao intento, restaurar la Revolución Cultural a principios de 1976, a la muerte de Chou, pero estaba demasiado cansado y murió unos meses después de Chou En-lai.

El Partido hindú pretende encontrar una muralla china entre el concepto de la guerra popular y la política de masas. Solamente un metafísico idealista puede separar, otra vez,  dos fenómenos que se complementan (totalidad concreta) y no se contradicen en absoluto. La guerra popular es una guerra de masas y se caracteriza precisamente por su inmersión profunda en el seno de las masas populares.

Es bien cierto que el camarada Mao aconsejó siempre a los comunistas visitantes en China que tomaran la experiencia china, solamente como una guía y no así como un modelo obligatorio, es ése mismo el criterio de Lin Piao cuando redacta su célebre “¡Viva el triunfo de la Guerra Popular!”. La crítica a Lin Piao y su “supuesta” línea ultra-izquierdista, concuerda plenamente con la posición de los restauradores del capitalismo en China y la represión y posterior liquidación de Lin Piao y sus camaradas, fue un triunfo claro de la derecha china que después arrasaría con el socialismo y el marxismo de la mano de los sucesores de Teng Siao-ping.

¡No se entiende ni a Mao ni a Lin, pero sin embargo se los critica!

Como se puede apreciar por este breve pronunciamiento internacional en torno a una declaración del Partido Comunista de la India (ml) y en vista de las grandes diferencias que vienen surgiendo en el interior de la CIPOML y el ICOR, nuestro Partido toma, a partir de ahora, una distancia prudencial y necesaria con los Partidos de la ICOR, con los cuales no coincidimos en cuestiones de principio.
 PCmlm-Bolivia

jueves, 12 de enero de 2012

Islandia triplicará su crecimiento en 2012 tras encarcelar a políticos y banqueros

Islandia triplicará su crecimiento en 2012 tras encarcelar a políticos y banqueros
por Teo Navarro
Kaos en la red 
Jueves, 12 de Enero de 2012
·                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      
A diferencia de España, Grecia o Italia, que tiene en sus gobiernos a personas responsables de la crisis, procedentes de Lehman Brothers o Goldman Sachs, Islandia consiguió acabar con un gobierno corrupto y parásito.
Es la ciudadanía islandesa, cuya revuelta en 2008 fue silenciada en Europa por temor a que muchos tomaran nota. Pero lo lograron, gracias a la fuerza de toda una nación, lo que empezó siendo crisis se convirtió en oportunidad. Una oportunidad que los movimientos altermundistas han observado con atención y lo han puesto como modelo realista a seguir.
La historia de Islandia es una de las más buenas noticias de los tiempos que corren. Sobre todo después de saber que según las previsiones de la Comisión Europea, este país del norte atlántico, cerrará el 2011 con un crecimiento del 2,1% y que en 2012, este crecimiento será del 1,5%, una cifra que supera el triple que la de los países de la zona euro.
La tendencia al crecimiento aumentará incluso en 2013, cuando está previsto que alcance el 2,7%. Los analistas aseveran que la economía islandesa sigue mostrando síntomas de desequilibrio. Y que la incertidumbre sigue presente en los mercados. Sin embargo, ha vuelto a generar empleo y la deuda pública ha ido disminuyendo de forma palpable.
Este pequeño país del periférico ártico rechazó rescatar a los bancos. Los dejó caer y aplicó la justicia sobre quienes habían provocado ciertos descalabros y desmanes financieros. Los matices de la historia islandesa de los últimos años son múltiples. A pesar de trascender parte de los resultados que todo el movimiento social ha conseguido, poco se ha hablado del esfuerzo que este pueblo ha realizado. Del límite que alcanzaron con la crisis y de las múltiples batallas que todavía están por resolver. Sin embargo, lo que es digno de mención es la historia que habla de un pueblo capaz de comenzar a escribir su propio futuro, sin quedar a merced de lo que se decida en despachos alejados de la realidad ciudadana. Y aunque sigan existiendo agujeros por llenar y oscuros por iluminar.
La revuelta islandesa no ha causado otras víctimas que los políticos y los hombres de finanzas. No ha vertido ninguna gota de sangre. No ha sido tan llamativa como las de la Primavera Árabe. Ni siquiera ha tenido rastro de mediática, pues los medios han pasado por encima de puntillas. Sin embargo, ha conseguido sus objetivos de forma limpia y ejemplar.
Hoy por hoy, su caso bien puede ser el camino ilustrativo de los indignados españoles, de los movimientos de Occupy Wall Street y de quienes exigen justicia social y justicia económica en todo el mundo.

http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/3637-islandia-triplicar%C3%A1-su-crecimiento-en-2012-tras-encarcelar-a-pol%C3%ADticos-y-banqueros.html

domingo, 8 de enero de 2012

LA INSOLENCIA DEL IMPERIO

07-01-12
P.I. No. 79
LA INSOLENCIA DEL IMPERIO


En el presente pronunciamiento de nuestro Partido, nos referiremos únicamente a un detalle de la insolente, cínica y soberbia declaración del Sr. Barak Obama con respecto a las relaciones internacionales de la República Islámica de Irán con otros países del mundo y en especial con América Latina. El capataz del Imperio ha tenido la osadía de amenazar a nuestros países por las relaciones diplomáticas y de todo tipo que mantenemos con Irán.

Empero nos preguntamos: ¿quién le ha otorgado al Gobierno de los Estados Unidos la potestad de orientar la política internacional de un país soberano e independiente?

¿Quién le ha autorizado al Señor Obama ordenar a los países del ALBA, no “acercarse” al régimen de Irán?
Repetimos la pregunta: ¿Tiene algún sustento jurídico internacional, amenazar a Estados independientes de América Latina si mantienen, fortalecen  o no, sus relaciones diplomáticas, económicas e incluso militares con Irán?

Empero, ¿Qué se creen que son los gobernantes de Estados Unidos? ¿Piensan acaso que son dueños del mundo? ¿Quizá pretenden que, como hay gobiernos lacayunos, todos son de la misma condición?
No, señores imperialistas, existen países, Estados y gobiernos soberanos e independientes que no aceptarán de ningún modo sus imposiciones y menos aún sus amenazas.

Se equivocan completamente los miserables dirigentes a la cabeza del “negrillo del Batey”, cuando consideran que todos los gobiernos del mundo son como Colombia, Israel, Chile o Panamá que, temblando de miedo, van a decir “amen” a las ordenes imperiales; por lo menos los países del ALBA, rechazan y rechazarán airada y vehementemente las insolencias y el cinismo imperialista.

Bolivia, Cuba, Venezuela, Ecuador y Nicaragua, tienen el pleno derecho y lo harán efectivo, de comerciar, vincularse, apoyarse mutuamente con Irán,  frente a las amenazas y agresiones imperiales y, precisamente respondiendo a ellas, esas relaciones deben ampliarse y fortalecerse.

Irán, por otra parte, tiene TODO EL DERECHO DEL MUNDO de elevar su capacidad militar defensiva, incluso con la fabricación de armas nucleares, por el hecho de estar sufriendo amenazas, “sanciones” y agresiones diarias de parte de los lacayos europeos del Imperio, del estado forajido de Israel y del propio Imperio Maldito.

¡¡Nuestra solidaridad con la lucha heroica del gran pueblo persa por su libertad, soberanía e independencia!!
¡¡Muera el insolente imperialismo euro-yanqui!!

PCmlm

viernes, 6 de enero de 2012

LA LUCHA DE CLASES PERFORA AL INDIGENISMO

06-01-12
P. N. 182
 LA LUCHA DE CLASES PERFORA AL INDIGENISMO
Según la lógica de los defensores del neoliberalismo teórico y práctico, la lucha de clases en una “invención” del marxismo-leninismo y por lo mismo es negada en Bolivia sobre todo por la ideología indigenista de Fausto Reynaga y Felipe Quispe. Este supuesto se basa en el hecho de considerarse a la formación social boliviana como una formación “abigarrada” (Zavaleta) y muy particular (Como si toda FS no fuera siempre específica), en la que predomina la población de origen indígena que “nada” tendría que ver con una ideología “europeísta” como el marxismo-leninismo.

Estas enormes incomprensiones del carácter mismo del marxismo-leninismo y del concepto teórico de Formación Social, chocan violentamente con una realidad más terca que cualquier ideología conservadora y reaccionaria. Como ley fundamental del Modo de Producción Capitalista (MPC), la división de clases y su lucha se manifiesta necesariamente en todas las formaciones sociales desde el surgimiento de la agricultura mayor y el excedente económico. Empero como tampoco se “admite” la existencia misma de las clases, se pretende sustituirlas por las contradicciones entre naciones.

Esta metodología social no comprende que entre los conceptos de Clase y de Nación no existe contradicción alguna porque la segunda en una forma específica de la primera.

Ahora podemos comprobar, en los hechos, cómo la lucha de clases que es el principio fundamental del marxismo-leninismo, ha penetrado profundamente en el movimiento político indigenista de tierras altas y bajas de Bolivia.

Y no se trata de diferenciar a los indígenas de tierras altas como partidarios del proceso de cambio y a los indígenas de tierras bajas como partidarios de la derecha inclusive fascista. Se trata, por el contrario de comprobar que, por encima del carácter indigenista de orientales y occidentales, se encuentra el carácter clasista de esos movimientos.

En concreto, los dirigentes indígenas de tierras bajas como la CIDOB, han sido capturados por la derecha y el imperialismo a través de las ONGs y USAID.

También en las tierras altas el indigenismo de CONAMAQ ha sido conquistado por la ideología neoliberal, a través de uno de los líderes más entregado en cuerpo y alma a la reacción y particularmente al imperialismo, se trata de Rafael Quispe, un agente confeso de USAID y el Imperialismo yanqui que paga puntualmente los viajes y el trabajo de este “dirigente” de CONAMAQ.

Si el indigenismo tuviera más fuerza social e ideológica que el clasismo, entonces todos los indígenas tuvieran que formar un frente común en defensa de sus intereses como lo afirman los ideólogos del indigenismo. Empero, vemos ahora que pesa más el carácter político de la lucha de clases, que el origen de clase de los indígenas que han adoptado una posición de clase favorable a la reacción interna y al imperialismo. De este modo, una gran mayoría de indígenas de tierras bajas y sobre todo sus dirigentes, están haciendo causa común con los intereses clasistas de la reacción boliviana.

La derecha boliviana y el imperialismo han logrado en alguna medida, influenciar políticamente en un sector importante del indigenismo en general para ponerlo al servicio de sus intereses, violentando el principio que consiste en la real comunidad y solidaridad que existe en el seno del conjunto del indigenismo boliviano oprimido, y explotado centenariamente por la reacción y el imperialismo.

Una tarea revolucionaria es, por tanto, introducir el concepto de la lucha de clase en el seno del movimiento campesino e indígena para rescatarlo de las garras del imperialismo y la reacción interna.


PCmlm

jueves, 5 de enero de 2012

KIM JONG-IL Y LA “IZQUIERDA” OTANICA

31-12-11
 KIM JONG-IL  Y  LA “IZQUIERDA” OTANICA

El fallecimiento de Kim Jong-il, líder supremo de la Korea Democrática y Popular y la sucesión a favor de su hijo Kim-Jong-Un, ha desatado una gran polémica en todos los sectores de opinión internacional, sobre todo entre una ya conocida “izquierda” otánica y la izquierda revolucionaria marxista-leninista y maoísta. Incluso en Bolivia algunos ignaros de la realidad coreana popular han opinado, como de costumbre, repitiendo como loros, los chismes y las calumnias acostumbradas de los medios burgueses en contra de los líderes de los pueblos que han logrado una independencia respecto al poder mundial del imperialismo euro-yanqui. Uno de ellos ha convocado a una polémica con un inteligente señor de apellido Montiel. El italiano, camuflado de boliviano, acaba de lanzar dos artículos tendenciosos contra el líder revolucionario coreano Kim Jong-Il y la Korea Democrática.

En el debate, el primer punto, se refiere a la democracia. Para el italiano y falso boliviano, la única democracia es aquella del voto negro norteamericano como el que “eligió” al presidente de los Estados Unidos a su líder “democrático” George W. Bush. Cautivo de por vida de la lógica occidentalista de la democracia como propiedad del capitalismo, se rasga sus lamentables vestiduras por la falta de “libertad” de Korea, él prefiere la libertad de prensa de los grandes monopolios que ellos sí, son “democráticos”, como “su” libertad de escribir cualquier sandez en la prensa burguesa que lo recibe con los brazos abiertos mientras niega toda posibilidad a la izquierda revolucionaria.

Empero este breve comentario sobre los estafadores ideológicos y sus opiniones sobre Korea Popular y la dirigencia revolucionaria, tiene otro objeto: demostrar la insolvencia moral de los izquierdistas light, los que comienzan sus diatribas reconociendo que la lejanía koreana hace difícil la comprensión del fenómeno koreano, pero a renglón seguido se explayan largamente en detalles domésticos nimios que proceden, cuándo no, de la prensa occidental. Sin embargo, la lejanía coreana no solamente es geográfica, se trata de una lejanía cultural que no puede ser admitida por quiénes piensan que el occidentalismo y su expresión máxima, el eurocentrismo, deben regir el destino de los pueblos del mundo. Es ésta una expresión del hegelianismo histórico que consideraba al Asia y su cultura histórica solamente como la cuna de la civilización que se desplazaría desde la China a la India, a Mesopotamia, a Grecia y a Roma teniendo como su meta final, la Germania “eterna”.

Como bien dice Fernando Montiel, para el occidentalismo todo lo oriental es malo, mientras lo occidental así sea el hitlerismo es muy bueno, también el trotskismo occidentalista es enemigo frontal del “orientalismo” estalinista. Todo esto felizmente aclarado por las obras clásicas del palestino Edward Saíd y sobre todo del egipcio Samir Amin que nos decía:

“El eurocentrismo es un culturalismo ….. que se presenta como un universalismo en el sentido de que propone a todos la imitación del modelo occidental  como única solución a los desafíos de nuestro tiempo…..Por ejemplo Edward Said ha escrito un excelente análisis de la deformación eurocéntrica producida por el orientalismo. Asimismo existe un análisis profundo de la “helenomanía” y de la construcción del mito de Grecia-ancestro-de-Occidente que ha propuesto Martín Bernal…” (1)

sino al doble rasero que usa para denostar a un régimen heroico que, mal que le pese, fue el primero en derrotar a su imperialismo norteamericano tan admirado.

El italiano no ha escrito una sola palabra para censurar los horrendos crímenes de Lesa Humanidad y genocidios cometidos por el imperialismo en Vietnam, en Laos, en Kampuchea, en Libia, en Yugoslavia, en Irak, en Afganistán, en Somalia, en Kosovo, en Panamá, etc., etc. No ha escrito una sola palabra para denunciar los verdaderos GULAGs de Guantánamo, de Abu-Graib, de Bagram, de los centros de tortura de la CIA sembrados por todo el mundo, de las infamias de Haití, de su agresión a Nicaragua, en fin de los genocidios de Ruanda, Burundi, Congo Democrático, etc., etc. Todo esto no es “marear la perdíz”, es parte del debate mundial como su Zamiatin y sus “cartas” a Stalin, sus Gulags Solshenitsing y sus Hermanos Orwelianos.

No, aquellos delitos de Lesa Humanidad, que son censurados por todo el mundo y ante todo por los verdaderos intelectuales y no así por los vendidos al dólar devaluado, para el italiano de cuarta, no existen y por ello ni se los nombra menos se los comenta.

La “defensa” del italiano de la libertad de prensa occidental es grotesca y suena tan comercialmente que es imposible dejar de percibirla. “Si El País dice que es bueno, debe ser malo”; de este modo fraudulento, defiende oblicuamente al medio de comunicación global más reaccionario y fascista que existe en el mundo. Corroboramos ese criterio diciendo francamente que si CNN dice que algo es bueno, nosotros los “orientalistas” decimos que es muy malo y viceversa. Que la Korea de los Kim, impide la entrada al país de “periodistas” occidentales, es una medida correcta y heroica de defensa de las realidades interiores frente a la descarada innoble y cínica manipulación que es descrita correctamente por Montiel. Así Korea se libra de las calumnias que se vierten cada día contra la Venezuela bolivariana, la Cuba castrista o la Bolivia de Evo Morales. Decimos mal, no se libra Korea de la calumnia, pero ésta se decanta en el exterior desde Seul a Tokio o la CNN.

Sigue la diatriba:

“Los periodistas no pueden entrar en Korea del Norte”.

Como lo dijera el famoso Ramón Mercader, ejecutor de Trotski, los periodistas occidentales son la peor plaga del mundo. Korea tiene todo el derecho de vetar la entrada de los agentes de la CIA al país.

Las “verdades” occidentales son las “armas destructivas” de Irak que “justificaron” la guerra agresiva de diez años contra ese país. Las “verdades” occidentales son las “masacres” de Gadhafi y el humanitarismo de los bombardeos de la OTAN, las amenazas constantes contra Irán de Ajmadineyad, contra la Siria antiimperialista, las “verdades” occidentales son sus viajes a la luna, o sus falsos ataques a las torres gemelas. Todas mentiras de tomo y lomo.

Solamente, como está de moda, se “denuncia” a un dictador, efectivamente dictadores proletarios y esos fueron Kim Il-sung, su hijo Kim Jong-Il y ahora es el nieto Kim Jong-Un.

Se pretende defender al occidentalismo, acusando a Fernando Montiel de “marear la perdiz”, pero a renglón seguido, hace lo mismo que critica introduciendo a un tal Zamiatin y una supuesta carta al camarada Stalin. Se introduce su conocido anti-estalinismo trotskista vergonzante trayendo a cuento al gran Mariscal vencedor del nazismo y del trotskismo. Lo mismo hace con el tránsfuga George Orwel y su “1984” donde el Gran Hermano pinta más que a Stalin a los “demócratas” Bush o a Obama.

Como todo filo-trotskista, no se olvida nunca ni por un momento del gran Stalin y lo tiene que meter hasta en la sopa. Incluso sus diatribas contra el llamado “pachamamismo” al que desprecia como un “buen” occidentalista, tiene en su concepto el sello del estalinismo; hasta este grado llega la degeneración ideológica de un italiano que queriendo ser boliviano se olvida que Bolivia es un país indígena y que como indígenas originarios no tenemos nada que hacer ni con el Papa de Roma y menos con el cristianismo-católico de los italianos musolinianos.

Por otro lado, no vamos a seguir la lógica de los dislates domésticos a los que hace referencia el italiano con sus “perdices perdidas”. (¡Que dijo, que no dijo, que dicen que dices que digo, que malas lenguas dijeron!). El conjunto de esos relatos particulares que más que “testimonios” constituyen verdaderos chismes de cocina, completan el “sesudo” análisis del italiano sobre Kim Jong-il y la dirigencia coreana

El italiano arrepentido de su nacionalidad “piensa” que Estados Unidos no invade  Korea porque su anti-imperialismo es solamente extorsivo y pretende ayuda económica. Las diferencias políticas de clase e ideológicas entre ambos estados no existen para el “analista”. En resumen, ni siquiera el problema cultural: orientalismo versus occidentalismo, es la causa del debate y sobre todo de los artículos del italiano, la verdad es que se trata de un debate político e ideológico. Korea democrática es una espina en el zapato agresivo del imperialismo en el Asia, por ello, se trata para el Imperio, de eliminar a su dirigencia, como lo pretende hacer con Dilma y Lula de Brasil,con Lugo de Paraguay, con Chávez de Venezuela y ahora con Cristina de Argentina, con sus sospechosísimas enfermedades de cáncer selectivo.

¿¿¿”Ojala la opinión de Montiel no sea la de Rebelión” ???, nos previene el italiano, pretendiendo que Rebelión.org publique artículos que sean aprobados por él mismo y rechace los que, por ejemplo, firme Fernando Montiel. Es ésta una confesión del criterio miserable que tiene el italiano de la libertad de expresión. Para él, la hoja Rebelión.org debe seguir los lineamientos políticos que le conviene y no debe publicar otros criterios. Es necesaria una rectificación de Rebelión, aclarándole al señor que ese sitio es amplio y admite artículos, algunas aunque pocas veces,  hasta de los orgullosamente autotitulados estalinistas como el que firma esta nota.

El “izquierdismo” otánico tiene como representantes oficiales en la “izquierda” europea social demócrata y revisionista que ha tenido el descaro de apoyar los bombardeos de la OTAN  contra Libia, que apoya el cerco a Siria y a Irán y que combate “valerosamente” a Hugo Chávez, a la Cuba de los Castro y a la Bolivia de Evo Morales. En cambio el imperialismo “humanitario” de la OTAN existe para “proteger” a los pueblos de sus tiranos y por ello no se puede combatir a una fuerza tan “benéfica”.

Para sorpresa nuestra también existe en Bolivia una “izquierda” otánica a cargo de algunos extranjeros con ligazones en el propio gobierno.

¡¡¡De ninguna manera podemos admitir que el italiano pertenezca a nuestra “familia”!!!

Ya hemos hecho llegar nuestras felicitaciones al señor Fernando Montiel por sus excelentes refutaciones al italiano.

Jorge Echazú Alvarado
Maoístasbolivianos. Tk